¿Hemos amputado dos de nuestros siete sentidos?

¿Hemos amputado dos de nuestros siete sentidos?

En “El Quijote”, Cervantes nos explica que hasta el siglo XVII, no había cinco sentidos sino siete. Los griegos, al igual que apunta la astrología desde Ptolomeo, también van en la misma dirección.

Esta clasificación provenía, al menos, desde el siglo X, cuando Avicena los describió. Recordemos los siete días de la semana conectados con los siete sentidos:

Lunes, (Luna): la memoria.

Martes (Marte): el olfato.

Miércoles (Mercurio): el oido.

Jueves (Júpiter): el sentido común.

Viernes (Venus): el gusto.

Sábado (Saturno): el tacto.

Domingo: (Sol): la vista.

Parece que hemos eliminado la memoria y el sentido común.

La memoria vive horas bajas. Nos preguntamos, ¿para qué memorizar algo que podemos guardar o almacenar de tantas otras maneras? Es posible que tengamos que reconsiderar si no sirve de nada o sirve para alguna cosa. Probablemente en el punto medio esté la virtud.

Einstein definía el “sentido común” (el otro sentido eliminado) como el depósito de prejuicios que se forma en nuestra mente antes de cumplir los dieciocho años. Prejuicios viene de juzgar basándonos en suposiciones erróneas.

Entonces, ¿recuperamos estos dos sentidos o nos quedamos con los cinco conocidos?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: