Perdido en mi habitación sin saber qué hacer. Se me pasa el tiempo… 

Perdido en mi habitación sin saber qué hacer. Se me pasa el tiempo… 

El título de una canción de Mecano nos sirve para señalar que si no sabemos que estamos perdidos difícilmente podremos iniciar la búsqueda para encontrarnos.

Por cierto, mis hijos dirían que cómo vamos a estar perdidos si cada cual sabe donde está. Por eso quiero aclarar que con perdidos nos referimos a desorientados, sin finalidad de ningún tipo. Es aquella expresión de: “no hay viento favorable para el que no sabe a dónde va”

¿Por qué nos ofende que nos llamen “pingüinos” si nos comportamos como cualquiera de ellos? Tal vez sea un indicador de que todavía no estamos en disposición de aprender nada nuevo. Por que posiblemente no ha llegado nuestro momento y habrá que esperar a que algo nos despierte. 

Hago otra aclaración: “dormidos” no es en sentido literal. Sino actuando como simples robots humanos de forma programada sin cuestionarnos nada  de lo que hacemos)

Cuando caemos en la cuenta de que somos como los “caminantes blancos” de la serie de Juego de Tronos, podemos consultar con “pingüinos especialistas” aunque nunca tengamos la seguridad de que ellos no estén tan desorientados como nosotros.  

Cuidémonos de aquellos “guías” si observamos que cada vez estamos más lejos del lugar al que pretendíamos ir. Y es que en la jungla que habitamos los vendedores tienden a simplificar la realidad para hacérnosla más comprensible.

Vuelvo a escuchar a mis hijos diciendo que sea más claro, que no juegue a las abstracciones y que deje de irme por las ramas. Tienen razón en que ni todos los pingüinos son iguales ni tampoco todas las junglas son exactamente la misma jungla.

…………………………………………………………………………………………………….

P. Brooklyn es el seudónimo con el que firma este escritor oculto

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: