¿Informar sobre hechos o sobre emociones?

¿Informar sobre hechos o sobre emociones?

“Tenemos que plantearnos si queremos un mundo de hechos para contrarrestar el mundo basado en las emociones, que es un mundo peligroso. Y si deseamos un mundo de hechos, necesitaremos periodistas”  Alan Rusbridger

Casi nadie es capaz de discernir una fuente buena de información de una mala. Muchos periodistas juegan, como estrategia, a no diferenciar los hechos de los comentarios. Más que informar sobre hechos se opina sobre ellos. Y ya se sabe que los comentarios son como los traseros, todo el mundo tiene uno.

Tanto los periodistas de toda la vida como los que publicamos en internet inevitablemente mezclamos errores y aciertos. Por tanto no debería darnos miedo rectificar cuando seamos conscientes que lo publicado no se ajusta a la verdad. Creo que un periodista debería ser capaz de contarlo todo, de no callarse nada, basándose en hechos objetivos y sin juzgar. Un periodista debe ser amoral, que no inmoral.

1 Comentario

  1. Silvio 2 meses hace

    El asunto es que está muy mal visto el equivocarse. Asumir un equívoco y rectificar lo dicho no es algo común, sino algo tremendamente extraño desde los padres hasta los jefes, pasando por los políticos.
    Saludos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: