La vida es un continuo cruce de puertas

La vida es un continuo cruce de puertas

¿Hemos aprendido a despedirnos de aquel lugar de trabajo en el que estuvimos tantos años? No importa si nos fuimos poco a poco o de un portazo. Visto con la perspectiva que da el tiempo es probable que ahora comprendamos que fue el final de una época.

Cambios de lugar de residencia, de amistades, de trabajo, de pareja, etc. Todas las etapas inevitablemente a su debido tiempo llegarán a su fin. Resultaría absurdo y enfermizo tratar de “congelarnos” para evitarlo. Un chiste nos lo muestra: 

Alguien que no quiere levantarse de la cama pregunta a su madre por qué tiene que ir al colegio. La madre le responde que porque es lunes por la mañana, tiene cuarenta años y además es el director del centro. 

Todo tiene una historia, incluso la de nuestro primer coche que un día cerramos su puerta por última vez… Hay un cuento sufí que muestra que hasta que no nos deshacemos de nuestros viejos zapatos no llegan a nuestra vida otros nuevos. Es decir, cerramos unas puertas para poder abrir otras.

Hay muchas muertes antes de la muerte. Gestionar con habilidad estos cambios y fluir con ellos significa que sintonizamos con la vida.

4 Comentarios

  1. jacke 3 meses hace

    En algo así estoy: deshaciéndome de mis viejos zapatos !!!!!

  2. Núria Carbonell 2 meses hace

    Mí padre murió el día de mi cumpleaños y se acerca el primer aniversario de su muerte, estábamos los dos solos cuando decidió irse. Cómo puedo cerrar esa puerta para que mi cumpleaños sea un día alegre?

  3. Autor
    Paco Bou 2 meses hace

    Es cierto que el día en que mueren nuestros padres queda señalado en el calendario de una forma indeleble.

    Si te quedaron cosas por decirle escríbele una carta en la que puedas expresar todo lo que ahora le dirías si lo tuvieras a tu lado. Si lo deseas como acto poético puedes enviar esa carta a una dirección ficticia (Un destino en las estrellas)

    El objetivo es que integres a tu padre (con el papel que representó en esta maravillosa “obra de teatro” que es la vida). Esa energía seguirá estando contigo, siempre lo ha estado, pero ahora ejercerás como adulta con todos los derechos.

    ¡Que cada nuevo cumpleaños sea una fiesta que te recuerde tu fuerza y determinación!
    Un abrazo

  4. Adriana 1 mes hace

    ” Todas las etapas inevitable llegan a su fin” cita del texto. No estoy segura de cómo escribir lo que ahora estoy viviendo. Me cuesta trabajo, la separación con mi hijo de año y medio de edad. El tiempo que lo dejo mientras trabajo. Ahora estoy laborando en un lugar cerca de casa con dos turnos a rolar. Es un trabajo que cumple con un sueldo, no es algo que vea crecimiento. Solo estoy ahí por la cercanía y el tiempo que puedo estar con mi hijo y aún así siento una gran tristeza de no estar con él, mientras no estoy mi hijo se queda con su papá , mi esposo. No sé cómo lidiar con esto. Me estoy congelando.
    Ahora estamos pasando por un momento austero y estamos viendo la opción de trabajar ambos turnos extendidos para solventar los gasto. Por lo que mi hijo tendría que ir a una estancia infantil o algo así. Siento un nudo en el corazón, cada vez que pienso en esa situación quiero llorar. No sé si esto sea normal. Si las mamás que salen a trabajar desde temprano y llegan en la noche a casa , cómo le hacen ? Cómo fluir con lo que se está presentando en mi vida. Agradecería tu comentario.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: