La metáfora del mejor maíz 

La metáfora del mejor maíz 

El secreto del hombre que ganaba todos los años el premio al mejor maíz. 

Un periodista le preguntó: “¿Cómo es posible que gane todos los años el premio al mejor maíz?”. 

Respondió: “Porque tengo un secreto”. 

-“¿Me lo podría contar? Ya sabe que mi trabajo consiste en difundirlo a todo el mundo.”

-“No importa, te lo cuento. Cada año, cuando yo hago la recolección de mi maíz, busco siempre las mejores mazorcas y las guardo para semilla. Y esas, las mejores, las reparto entre mis vecinos”. 

-“Si usted reparte la mejor simiente entre sus vecinos, es muy probable que al año siguiente gane el premio al mejor maíz cualquiera de sus vecinos”. 

-“Es cierto. Es probable que al año siguiente gane cualquiera de mis vecinos, pero lo que es seguro es que mi maíz se poliniza con el maíz de mi vecino. Y si mi vecino no tiene el mejor maíz, es imposible que yo gane el premio”. 

 

Esta historia sobre el mejor maíz es aplicable al mundo de la educación (Y por supuesto a otros muchos ámbitos). La mejor educación sería aquella que tiene en cuenta no solo al profesorado de un determinado centro, sino también cuenta con la familia, con las instituciones, con los medios de comunicación, con los ayuntamientos y con un largo etc. de actividades complementarias. 

Todos tienen su papel y hacen su juego. Es muy difícil que la cosa salga bien si cada cual rema en una dirección diferente.

¡El secreto es compartir lo mejor!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: