Un artista verdadero nunca repite una obra

Un artista verdadero nunca repite una obra
-Maestro, acabo de leer la teoría de Nietzche sobre el eterno retorno: si el universo nace, se desarrolla, muere y se vuelve a repetir, exactamente, eternamente, ¿para qué vivir? ¡Todo está escrito! No podemos cambiar nada. Volveremos una y otra vez a sufrir lo mismo, a cometer los mismos errores, a poseer los mismos objetos alienantes. ¡Que horror!
-¡Intelectual, aprende a morir! Nosotros nunca volveremos a repetirnos: todo sale del impensable Dios y vuelve a Dios. Él es el artista y nosotros su obra. Un pintor, haciendo un cuadro, se entrega a él, luego regresa a sí mismo y hace otro cuadro. Así es Dios: sueña un universo, lo deshace y, en su infinita creatividad, vuelve a hacer otro, pero diferente: un artista verdadero nunca repite una obra. Eterno retorno no significa eterno retorno a nosotros mismos sino eterno retorno a Dios.
Alejandro Jodorowsky. Conversación con el maestro.
A %d blogueros les gusta esto: