¿Tiene sentido la frase: “por sus obras los conoceréis” cuando no se asume la autoría de las mismas? 

¿Tiene sentido la frase: “por sus obras los conoceréis” cuando no se asume la autoría de las mismas? 

Durante años su nombre nunca apareció a final de sus escritos, ni era posible encontrarlo en cualquier otra de sus manifestaciones creativas o artísticas.

Parece lógico que al firmar las obras nos hagamos responsables de lo que decimos, de la forma en como lo comunicamos y de aquello que simplemente dejamos intuir. Incluso los silencios son interpretables…

Aprovechemos nuestra condición de humanos y que junto con el derecho a equivocarnos, tenemos la oportunidad de aprender de nuestros propios errores.

¿Cuantas veces el anonimato, más que un acto de humildad, es un producto del miedo? Escondidos detrás de una cortina de humo resultaremos invisibles, nadie nos atacará, pero tampoco podremos aprender gran cosa.  

El miedo a las bombas atómicas durante la guerra fría provocó la proliferación de refugios bajo tierra. Un búnker es muy parecido a cavar la propia tumba para enterrarse en vida.  Y escondernos de la vida es como estar muertos antes de tiempo.

Tampoco la exposición a cualquier precio, como acto inconscientemente narcisista, parece la mejor de las soluciones para afrontar los miedos con los que cargamos. 

Como en tantas otras ocasiones es probable que en el término medio encontremos la solución. Y que cuando lo afrontemos, el miedo no sea tan fiero como lo imaginábamos. 

Paco Bou

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: