Servir a través de la inspiración

Servir a través de la inspiración

¿El liderazgo está asociado a la capacidad de inspirar a los demás?

Alex Rovira:

Liderar es servir

En los grandes grupos humanos,

en las comunidades espirituales o culturales,

en la sociedad,

la idea de portavoz o persona

que promueve el cambio…

1 Comentario

  1. El gran fracaso de la inteligencia que padecen algunas mujeres, o mejor dicho de la estupidez emocional que les hace sufrir, es debido fundamentalmente a los modelos sentimentales que se marcan a la hora de buscar a un hombre.

    Porque las mujeres muchas de ellas, no son flexibles en el amor, tienen un comportamiento tipo cliché, más o menos igual para todas. Quieren un hombre perfecto, alto, guapo, bien parecido, con el peso y la altura perfecta, y sobre todo que esté bien situado laboralmente, realizando una actividad que le reporte altos beneficios. Buscan un mirlo blanco, que raramente existe. Y cuando creen que lo han encontrado, se dicen a sí mismas… este hombre es para mí para siempre, y se desarman, pierden la razón y el conocimiento de lo que deberían hacer o decir. Y como este tipo de hombres lo saben, se percatan de ello, se aprovechan, las utilizan, las sacan todo lo que pueden a nivel emocional, sexual e incluso material, y las abandonan por otras que están a la espera de que les toque el turno, y van pasando de una a otra con total naturalidad. Se aprovechan de ello y sacan lo máximo posible.

    Así que cuando las mujeres están en general ante un hombre que les gusta y les interesa mucho, no vale solamente con la atracción física, es como si se entorpecieran sus acciones, dejaran de pensar con nitidez, se ponen hasta nerviosas, les delata su ansiedad por tenerlo, y a veces ni son capaces de sostenerle la mirada porque se sonrojan, hasta tal punto que se convierten en la persona que el hombre le gustaría que fueran, y se apartan de lo que son realmente ellas mismas.

    Esto es debido en gran parte a que a las mujeres de valía tanto física como intelectualmente, con buena posición social y económica, el resto de hombres normales, vulgares y por debajo de ellas, no suelen existir, y si alguno de ellos se les acerca con la intención de tener una relación sentimental, se sienten totalmente ofendidas y vejadas, y reaccionan de forma maleducada y a veces hasta agresiva…

    La primera causa de rechazo es considerar inferior a la persona rechazada, ya sea por peor origen familiar o por más baja clase social, o por menor cultura y formación, o por tener menos dinero… También hay un rechazo por peor condición física o por más fealdad, o por ser más bajo, por ser más viejo, o por ser más gordo o flaco…. pero pasa a un segundo orden si la persona menos agraciada físicamente está podrida de dinero jajaja.

    En definitiva, es como si las mujeres en vez de acostarse con el hombre en sí, lo hicieran con su categoría, con su posición, con su origen social y familiar, a sí como con su aspecto físico agradable y viril, y nunca lo hicieran con el hombre persona. Ese es un gran fallo femenino, que no se paran a conocer, ni se dejan amar e intimar con aquellos varones a los que descartan de partida rápidamente, por considerarles inferiores, y se pierden con ello quizás lo mejor que tiene amor para ser feliz.

    El hombre de hoy lo único que puede hacer es hacerse con la cifra más alta posible que no le deje de caer nunca, porque miserias temporales no le valen, y esperar a que alguna mujer quiera estar con él, ya que a veces ni con esas… con mucha suerte y currándoselo mucho. Porque si vas detrás como un perrito faldero de ellas, no te van a valorar ni querer nunca, y lo más seguro es que te desprecien, te humillen, te pateen el culo, y algunas hasta te denuncien por acoso jajaja.

    ARTURO KORTAZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA ©

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: