Puertas a otro universo

Puertas a otro universo

Cada noche, seamos o no conscientes, entramos en otro universo de la mano de nuestros sueños. Cruzamos portales que nos conducen a realidades paralelas en las que podemos visitar nuestra infancia, reencontrarnos con ancestros, o incluso con amigos que dejamos atrás hace mucho tiempo. Presente, pasado y futuro se mezclan, mostrando que nuestras leyes temporales no rigen en este plano.

Cuando las puertas están abiertas de par en par, los escenarios que nos encontraremos serán prácticamente infinitos. Los fragmentos que después recordamos pueden configurar, una vez hilados, el contenido de una carta que cada noche nos enviamos a nosotros mismos.

El mensaje no tiene por qué ser siempre profundo o trascendente. En ocasiones solo será una visita a un cine de barrio que en aquella dimensión funciona como sala de exposiciones. Puede que juguemos un partido de baloncesto o conectemos con un amigo del pasado.

La carta nos la hemos enviado a nosotros mismos, por tanto somos los mejor preparados para interpretarla. La clave es hacer una lectura positiva y útil (la mejor versión posible) 

Mantengamos la puerta controlada, pero abierta.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: