¿Cómo tu postura corporal se comunica contigo? La visión del yoga sobre el alineamiento

¿Cómo tu postura corporal se comunica contigo? La visión del yoga sobre el alineamiento

Un concepto fundamental que trabajamos en yoga es lograr una postura corporal armónica a través del alineamiento.

El concepto de alineamiento va unido a la capacidad de conectar y unir un punto con otro. A través del alineamiento corporal básico conectamos tres centros fundamentales de nuestro cuerpo: cabeza, pelvis y corazón, lo que supone conectar lo que pensamos (cabeza), con lo que sentimos (corazón) conforme actuamos (pelvis). Supone también unir nuestra gravedad con la tierra con nuestra relación vertical hacia el cielo.

En definitiva a través de un alineamiento correcto, en el cual nuestra pelvis se mantiene  neutra (evitando una excesiva anteversión y retroversión), nuestros hombros en línea recta, impidiendo la formación de crispaciones interescapulares y el mentón en línea con el espacio interclavicular, favoreciendo el alongamiento cervical, comunicamos nuestra humanidad con nuestra espiritualidad.

No dejamos atrás nuestra parte humana cuando emprendemos el camino del yoga. No dejamos sin reconocer los sentimientos y emociones provocados por vivir una experiencia humana cuando practicamos yoga. La diferencia es que intentamos no identificarnos con ellos.

Estos sentimientos pueden ser muy agradables, provocándonos una sensación de gracia o plenitud pero también a menudo nos invaden sentimientos que preferiríamos librarnos de ellos . Cuando ignoramos estos sentimientos o  los rechazamos por pensar que no nos lo podemos permitir por “ser yoguis” lo que en el fondo hacemos es anular el espacio de expresarse  y quedarse como pequeñas piedras sin movimiento en nosotros mismos.

Piedras sin movimientos, que existen pero no se mueven. En Yoga a través del alineamiento intentamos abrir espacios por los que fluyan libremente los sentimientos, pensamientos y al  igual que vienen se vayan. Es como una habitación con una ventana abierta por la que entra y sale y viento.

Las habitaciones llenas de cosas interceden el fluir natural del aire, lo mismo pasa con nosotros, cuando nos identificamos con lo que pensamos y sentimos en cada momento impedimos la comunicamos natural de la energía vital (prana) en nuestro cuerpo. Nos agarrotamos, no nos alienamos, nos comprimimos.

Por eso en Yoga lo que intentamos es vaciarnos y limpiarnos al igual que hacemos con una habitación cuando la queremos limpiar. A través de la atención en la respiración, pranayamas, asanas, mudras , mantras intentamos limpiar nuestro hogar propio, comunicamos nuestro cuerpo en todas sus dimensiones, nos abrimos…

Nuestra mente entonces contempla lo que sentimos, lo observa sin nombres y sin juicios, le da su espacio y lo suelta.

Grandes logros empiezan con actos pequeños, te invito por hoy simplemente a prestar mayor atención a tu postura corporal, como tu columna, la mayor base de soporte de tu cuerpo se coloca erguida respetando su curvatura natural. Cómo tu pelvis, tu corazón y tu cabeza se unen en una línea naturalmente recta y esta comunicación libera tu diafragma de crispaciones y favorece su movimiento natural. Empieza a sentir las sensaciones de este alineamiento y tu actitud con la posición de tu cuerpo transmitiendo el mensaje : “No voy por delante de ti, ni detrás de ti, voy contigo”

Lola Nunez, Jagatbir Kaur

Profesora de Kundalini Yoga lolanunez78@gmail.com

https://yogasigloxxi.blogspot.com.es/

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: