No te obsesiones con tus metas

No te obsesiones con tus metas

No te obsesiones con la mirada puesta en la meta,

porque te pasaran inadvertidas puertas o ventanas

que se abran a nuevas posibilidades

o senderos secundarios que resulten un buen atajo.

Y recuerda que el propio camino es la meta,

ya que la que te habías marcado tal vez solo sea una ilusión.

Juan Trigo

El paraíso está en el fondo de tu corazón

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: