Mañana cuando me levante crearé un nuevo mundo

Mañana cuando me levante crearé un nuevo mundo

Si cada jornada es una ecuación, 

¿qué resultado espero de ella?

¿Cuántas de sus variables se repiten?

¿Cuántos elementos nuevos incorporo yo

con mis pensamientos, con mi sentir?

¿Qué haré diferente para que la fórmula arroje una solución que me sorprenda?

Mañana cuando me levante, crearé nuevos caminos.

Sacaré los pies de esta rueda de hámster.

Desprogramaré “el día de la marmota”.

Apagaré la repetitiva música del antiguo organillo.

Dejaré de esperar lo nuevo repitiendo lo viejo.

Si cada jornada es una ecuación

que mañana no se rija por variables conocidas,

ni por las soluciones esperadas.

Para crear un mundo nuevo

permitiré que en la jornada sean protagonistas las mismísimas incógnitas. 

 

Carmen Guerrero

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: