Maestro, ¿cómo puedo ayudar?

Maestro, ¿cómo puedo ayudar?

Permanece vigilante de ti y libra tus propias batallas en lugar de intervenir en las de otros. Atento de ti mismo, así avanzarás seguro por la vía hacia la liberación definitiva.

Si prefieres ayudar a los demás por ser incapaz de ayudarte a ti mismo, entonces estás librando batallas ajenas. Bajo tales circunstancias es muy probable que no ayudes a nadie.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: