La doble mirada

La doble mirada

La frase de Nietzsche: “Cuando miras largo tiempo al abismo, el abismo también mira dentro de ti” resulta inspiradora y a la vez inquietante. Lo primero que me viene a la mente tras su lectura es que al analizar una relación, o cualquier tipo de conexión, resulta conveniente hacerlo desde uno de sus lados y a continuación desde el otro (porque también está incluido en la ecuación). Tal vez por esa razón resulte tan útil “ponernos” en la piel del otro. Pero ¿lo hacemos habitualmente?

Puedo estar convencido de que todo depende de mi, de lo que hago, siento, pienso, creo, etc… ¡Sin duda tiene muchísima importancia! Aunque no debería caer en la arrogancia de olvidar que también soy un ser social que ha nacido en un lugar y un tiempo concreto. Es decir, no olvidar que hay factores externos con los que he de aprender a convivir. Si sólo veo mi YO sobredimensionado por la razón que sea, es posible que el OTRO (o el Mundo) se encargue de poner palos en las ruedas de mi narcisismo galopante.

Algunos escaladores se dejan la vida convencidos de que sólo su voluntad y determinación son lo auténticamente importantes. Si dentro se sienten seguros, fuera (el exterior) debería reflejar idéntica seguridad. Incluso aceptando “ciegamente” esa premisa, ¿estaría mal recordar la frase sufí que dice: “Confía en Dios (o en ti mismo) pero ata a tu camello”? 

Proliferan los libros de autoayuda que en esencia afirman que todo es posible si crees en ello. Y sin duda, si está en tu interior (o en tu naturaleza que es lo mismo) es posible que así sea. Pero en general, estos libros bienintencionados que prometen que todo el mundo puede conseguir cualquier cosa que se propongan” ¿qué es lo que nos venden en realidad?

Dicho de otra manera, si no sabemos quienes somos y estamos dispuestos a comprar estas recetas (válidas para todos) …es posible que sólo estemos perdiendo nuestro tiempo. Pongamos en marcha la doble mirada para evitarlo y preguntémonos siempre que podamos qué nos quieren vender y para qué

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: