El autoengaño, camino hacia ninguna parte.

El autoengaño, camino hacia ninguna parte.

Dejemos de vivir en la mentira y destapemos la verdad, dejemos de confundir lo que es con lo que nos gustaría que fuera.

Demóstenes dejó escrito: «No hay nada más fácil que el autoengaño, ya que lo que desea cada hombre es lo primero que cree». Empecemos por nosotros mismos.

Aquí presentamos diez mentiras frecuentes, ¿te reconoces en alguna de ellas?:

Decir «comenzaré mañana», cuando en realidad podrías hacerlo hoy.

Ilusionarse con una suerte de iluminación que llegue de repente, sin constancia ni trabajo personal profundo.

Definirte por un solo aspecto de lo que eres, cuando en realidad cada sercontiene multitudes.

Prometerte que «es la última vez que lo hago», cuando ya lo has intentado dejar de hacer otras veces sin éxito.

Esperar que algo externo te dará la felicidad, mientras repites cada día las mismas rutinas insatisfactorias.

Dudar de si estás a gusto en una relación. Sencillamente, si se duda, la res- puesta es que «no».

Creer que la sabiduría se alcanza por un solo camino, descartando otras vías por pura ignorancia.

Aparentar una vida en pareja cuando en realidad esa relación se acabó hace tiempo.

Poner toda la esperanza y atención en lo seremos o tendremos mañana, vi- viendo disociados de lo que somos y tenemos en el presente.

Asegurar que amas a una persona, mientras esperas que cambie para demos- trarle tu amor.

 

 

Extracto de “Vías” www.colofon.es

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: