Ejercicio para activar el deseo y la satisfacción sexual en la pareja: “El cuaderno rojo de la sexualidad”.

Ejercicio para activar el deseo y la satisfacción sexual en la pareja: “El cuaderno rojo de la sexualidad”.

¿Qué es “el cuaderno rojo de la sexualidad”?

A lo largo de mi carrera como psicoterapeuta he trabajado con muchas parejas en crisis, tanto como para creer con la firmeza que da la experiencia que la satisfacción sexual es un sensor fiable de salud relacional y predictor de la durabilidad de la relación.

También me pude dar cuenta de que los peores enemigos del sexo en pareja son la monotonía, en cuanto a lugares, días y formas de hacer el amor, y la falta de comunicación sobre lo que cada partenaire fantasea, necesita, le disgusta, le gusta y le regusta cuando entran en el mundo erótico, sensual y placentero que comparten.

Pero, ¿por qué esta desconexión con la esencia creativa de la sexualidad y con lo que necesita la pareja al respecto?

Algunas parejas van repitiendo rituales sexuales que saben que “funcionan” bien, a veces por falta de imaginación y otras porque practicar lo poco conocido garantiza que los dos llegarán al orgasmo sin riesgos. 

Y también observé que esas parejas que casi nunca hablan de sexo (sólo lo hacen), a veces sienten vergüenza, o lo ven de mal gusto, o simplemente lo consideran innecesario. 

De mis notas de consulta, tengo registrada una tarea que solía sugerir a mis clientes cuando durante la terapia se permitían confesar una secreta insatisfacción sexual. La llamaba “El cuaderno rojo de la sexualidad” que tenía como objetivo activar el deseo, conectar con un estado del yo erótico a diario, autoconocimiento y conocimiento de la pareja, fomentar la comunicación, enriquecer las prácticas sexuales con más variedad para, como finalidad principal, que sean más satisfactorias. Consistía en lo siguiente:

  1. -Comprar un cuaderno rojo, por ser un color asociado a la pasión. (sustituible por otro que a vosotros os resuene válido para enfocar en asuntos sexuales). 
  2. -Por el tema “delicado” que contendrá dicho cuaderno, acordar al principio del ejercicio el lugar secreto en el que se guardará, a no compartir con nadie lo escrito en sus páginas y qué haréis con él si algún día se acabara la relación. Si no hay confianza ni compromiso en este sentido de privacidad, la tarea se suspende.
  3. -Cada día, debe haber una interacción con ese cuaderno (el que inicia la interacción escribe la fecha corriente). 
  4. -Las interacciones pueden tener diferentes formas.
  • Escribir: fantasías sexuales que les gustaría realizar, ocurrencias, apetencias, propuestas, enlaces a sitios sugerentes, lo que más les gustó después de hacer el amor la última vez o en alguna ocasión que recuerden. 
  • Leer: con atención y apertura lo que escribió el otro recientemente o las páginas anteriores. 
  • Comentar lo escrito por el otro. 
  • Pegar recortes o imágenes impresas, dibujar, etc.

     5.- Después de tres semanas de práctica diaria y las repercusiones que ello haya tenido, hacer una pequeña reflexión sobre cómo os sentís con el otro y con la satisfacción sexual y volver a terapia. Os preguntaré,       “¿qué tal os ha ido con el ejercicio del cuaderno?”.

 

Karla Hamelin 

Imagen: https://www.instagram.com/psicologia_xxi/

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: