Convoca al poder femenino de tu árbol

Convoca al poder femenino de tu árbol

Seas hombre o mujer, imagina que reúnes en un lugar de la naturaleza a todas las mujeres de tu árbol genealógico, a las que vivieron, a las que viven y a las que vivirán: tus hijas, tus nietas, tus hermanas si las tienes, tu madre, tus tías, tus abuelas y tus bisabuelas. Todas tienen cabida en la reunión. A través de este ejercicio, les vas a dar la oportunidad de viajar en el tiempo, de comunicar y de compartir.

Visualiza sus rostros, el movimiento de sus cuerpos, escucha sus tonos de voz, oye como se van saludando. Sitúate en el centro de la reunión y atiende con todos tus sentidos lo que percibas de ellas.

Deja que una tome la iniciativa y se exprese. Quizás quiera dejar un mensaje, o manifestar una queja, o dar un consejo, o formular un deseo, o proponer alguna actividad.

Permite que las otras le respondan.

Si te resuena, participa con ellas en el encuentro.

Deja que la escena se desarrolle sin prisas. Tómate el tiempo necesario para que la energía psíquica de ellas se despliegue en la pantalla de tu imaginación y en las sensaciones de tu cuerpo.

Puede que quieran regalarte algo. Un objeto de poder femenino. Tómalo si es así, guárdalo en el corazón y recoge lo que hayas vivido con ellas para llevarlo a tu realidad presente.

En otra ocasión, si lo deseas, repite la experiencia con los hombres de tu árbol.

Carmen Guerrero

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: