Cada uno de nosotros necesita tener la capacidad de hacer uso de sus dones.

Cada uno de nosotros necesita tener la capacidad de hacer uso de sus dones.

Y con esa capacidad también tiene la responsabilidad de contribuir a nuestro mundo, o mundos. Sin esa implicación en el panorama más amplio estamos como en cuarentena. A cada uno se nos pide que seamos miembros productivos de nuestra sociedad (sea cual sea) y que cumplamos con nuestras obligaciones sociales. Una vez cumplidas, la persona está lista y es capaz de dedicar tiempo a trabajar sobre sí misma.

El destino es lo que le pasa a la gente que no está suficientemente atenta a sus vidas. Estar atento, en esta realidad, es lo que atrae circunstancias a la persona.

Encuentros con Monroe. Kingsley L. Dennis.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: