Siete apuntes sobre los masajes de @alejodorowsky

Siete apuntes sobre los masajes de @alejodorowsky
Alejandro Jodorowsky: notas sobre mis masajes que quizás puedan ser útiles:
1.- Toca a alguien como si fuera tu bebé, tu niño. Ese es el secreto de la imposición de manos. Si tú le eres antipático, no importa: la persona te rechazará con sus manos. Ama esas manos que te rechazan y comienza tu trabajo masajéandolas a ellas, y con amor de madre-padre, milímetro por milímetro, con delicadeza extrema y atención, avanzar hacia el corazón del otro. 
Sí, con delicadeza y atención total disuelve todas las mínimas contracciones músculo por músculo. Da apoyo seguro a cada miembro, que nunca otro miembro tenga la impresión que descuida una parte suya por mínima que parezca ser. El que masajea así debe respirar con calma profunda. Debe estar al servicio, sin distracción alguna. Debe ser un receptáculo vacío, una al parecer infinita y eterna compañía, pero no invasora sino discreta, compañía presta a hacerse invisible al menor momento de rechazo. 
Este primer contacto, esta imposición de manos, imposición sobre todo el cuerpo, es la primera piedra del templo de todo contacto humano. Sin esta actitud no puede haber verdadero contacto. Y este contacto verdadero sólo puede lograrse en estado de santidad. El que impone las manos se ha olvidado a sí mismo. El ego se ha replegado hasta hacerse invisible y quien toca no es más que una conciencia al servicio del cosmos. 
Si se acepta el concepto de Dios, es Dios quien toca al otro a través de un cuerpo que le rinde con amor. Si no damos nuestras manos a Dios, ellas no pueden tocar verdaderamente. El ego no toca. Si la madre no es divina, no es madre. 
2.- Conducir al otro a vivir completamente la conciencia de sus pies. Hacerlo entrar de más en más profundo en sus plantas, Hablarle a los pies, llamar a la persona de viva voz hacia los pies, usándolos como especie de micrófonos. Fortalecer el talón para que no retroceda ante la vida. Estirar los dedos hacia el infinito. Llenar esos pies de ternura para que liberen al niño prisionero en ellos. 
3.- Mantra para la raiz, entre el sexo y el ano: el paciente, mientras empujas con el puño en ese sitio, debe rugir: “¡Basta! ¡Aquí!” y “¡Aquí yo soy! “. 
4.- Debes, con tus masajes en la raíz (perinée) hacer comprender al paciente que absorbe la fuerza que viene de sus pies, de la tierra. Luego debe absorber su árbol genealógico, cuando tú centras en su perinée a toda su familia. Su perinée es el centro que absorbe la negatividad familiar y la transforma para abrirse hacia el mundo.Ese chakra Muladhara, como una flor cósmica se abre a la energía luminosa de Dios. 
5.- Masajear de la cintura para abajo hasta los pies, sólo la parte animal, haciendo vivir la parte caballo del centauro para darle luego su poder espiritual. 
6.- En un grupo se puede hacer masajes colectivos. Ejemplos: dos personas masajean el pecho al mismo tiempo que otras dos masajean la espalda. 
7.- Masaje del padre-madre: 
Un hombre y una mujer, poniéndose de acuerdo en plena receptividad, masajean al paciente haciéndole sentir que su cuerpo no es el campo de batalla de sus padres sino el lugar sagrado donde las cuatro manos paternas se complementan. 
………….
A %d blogueros les gusta esto: