¿Por qué seguimos insistiendo en que la otra persona nos dé lo que sabemos que no puede darnos?

¿Por qué seguimos insistiendo en que la otra persona nos dé lo que sabemos que no puede darnos?

¿Estamos en un matrimonio infeliz que se inició como solución para escapar de la casa de nuestros padres? No nos satisface, nos impide avanzar, no compartimos nada, pero creemos que si trabajamos nuestro interior, la relación mejorará. Al mismo tiempo nos preguntamos si hay personas que son más compatibles entre sí para formar una pareja que otras.

Sabemos que en la pregunta ya está contenida la respuesta. Parece evidente que, cuando algo ya cumplió su función no va a poder ir mucho más lejos.

El miedo que nos paraliza es el mismo que nos conducirá de forma ineludible al final que tememos.

Fuente: Parejas Sin Fin

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: