Practiquemos el arte de embellecer el hogar

Practiquemos el arte de embellecer el hogar

El primer territorio es el cuerpo y el segundo, el hogar. Sea una habitación alquilada o un palacio, sea la de toda la vida o la que ocupamos de paso, nuestra casa habla de nosotros, como individuos y como pareja. Veremos casas en ruina y desordenadas mientras la pareja que la habita esté en crisis; veremos casas encantadoras en parejas enamoradas; veremos casas llenas de misterios en muchas ocasiones.

La casa es la prolongación de nuestra conciencia, un reflejo de nuestra alma.

Mantenerla limpia, ordenada, perfumada, aireada y bella nos hará sentir que el hogar es un hermoso templo compartido.

 

Parejas Sin Fin

A %d blogueros les gusta esto: