¿Qué podemos hacer para no anquilosarnos ni envejecer?

¿Qué podemos hacer para no anquilosarnos ni envejecer?

Afirma Demetrio Santos que el individuo se anquilosa no por su edad, sino debido a una vejez “social”, moral o mental si se quiere.

A medida que va cumpliendo años se va aislando en el interior de un circulo cada vez más cerrado de amistades, de trabajo, entre individuos de su misma edad, etc. Normalmente deja de intercambiar ideas con círculos más jóvenes y amplios. Ello le ocasiona un afianzamiento en sus viejas ideas, de modo que se estabiliza y como consecuencia se anquilosa.

Para que sufra una modificación es preciso que entre en contacto, forzado a ello, con otras clases sociales, otras profesiones y otras ideas que le choquen y lo hagan sufrir por tanto.

No es suficiente con un simple contacto con otras generaciones más jóvenes que las suya. Caso del maestro -por ejemplo- que aunque trata con niños mucho más jóvenes está desligado de dichas generaciones y por tanto al final acaba quedando igualmente anquilosado.

Si no queremos envejecer -también físicamente-, es preciso que no envejezcamos moral o intelectualmente por un aislamiento de la sociedad e ideas.

Breve extracto del tomo 8º de Fundamentos del saber Astrológico.

Lo que conocemos vulgarmente como “renovarse o morir”

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.