No es el alumno el que encuentra al profesor. El maestro aparece cuando el alumno está preparado para acceder a sus enseñanzas.

No es el alumno el que encuentra al profesor. El maestro aparece cuando el alumno está preparado para acceder a sus enseñanzas.

Indicaciones para el nuevo profesor:

-Seguirá todas las instrucciones del centro al milímetro. Éstas vienen detalladas como un guión cinematográfico, en tiempo, contenido, metodología, evaluación, etc. No hay margen para ninguna improvisación, todo debe ajustar como un guante.

Respondió:

-¿Por qué no contratan a un robot? ¿Han escuchado alguna vez que los materiales deben ajustarse al tiempo, lugar y gentes?-.

 

Se negó a que lo llamaran maestro, a pesar de su enorme experiencia, prefirió continuar siendo aprendiz hasta el último día.

 

Almanaque Sanador

A %d blogueros les gusta esto: