¡Nada puede impedirte empuñar las riendas de tu propia vida!

¡Nada puede impedirte empuñar las riendas de tu propia vida!

Viajé durante casi dos años, de la primavera del 2010 a principios del 2012. Dormía cada noche en mi carro-barca, bajo una lona.

Lo del carro-barca… ¿me lo explica?

Trabajé en una carpintería y me regalaron una barca vieja. Y la instalé sobre mi carro.

¿Por qué hizo eso?

Quería navegar… pero por tierra adentro.

¿Qué llevaba en el carro-barca?

Colchoneta, un ordenador con módem de conexión y una placa solar para recargarlo.

¿Nada más?

No necesitaba más. Sólo viajar, ver y contar.

¿Y qué le impulsó a viajar así?

Las señales.

¿Qué señales?

Tenía una empresa de pladur, iba tan bien que me desbordó. Vivía agobiado. Un día muy estresado me crucé con un vagabundo… Vi algo en ese hombre que me marcó.

¿Qué vio?

Le ofrecí chocolate y él me ofreció otro mejor que el mío, recogido en un contenedor. Y sonreía, ¡feliz! El rato que hablé con él sentí un sosiego… ¡Vivir relajado sin nada!

¿Alguna otra señal?

Poco después salgo de una obra y me cae un cartel en la cabeza que casi me mata…

Señal muy literal, desde luego…

Las escuché: vendí la empresa. Luego me despisté un poquito…

¿Qué quiere decir?

Me enamore de una chica y me gasté casi todo el dinero… Me quedé solo, arruinado, caí enfermo… y fantaseé con un viaje. Una noche soñé con un caballo indio…

Un caballo indio…

Busqué por internet… ¡y lo vi! Igual que el del sueño. ¡Y se llamaba India! Lo compré. Quería partir con dos caballos, y compré otra yegua, Noia. pero partí sólo con ella…

¿India no vino?

Cojeaba y la dejé en este maset. Me lo hice yo solo con piedra y madera, me gusta este sitio, mi huerto… Pero seguí mi sueño…

¿Y en qué le ha cambiado cumplirlo?

Antes ni pedía ayuda ni la aceptaba. El viaje me ha enseñado a aceptar siempre la ayuda.

¿Le han ayudado mucho?

Siempre alguien me invitaba a comer o a cobijar al caballo en invierno, siempre niños riendo y corriendo.., y algún beso furtivo.

 

¿Qué fue lo peor?

Un policía me detuvo violentamente en Córdoba y me arrojó a un calabozo toda la noche. Envió el carro-barca al depósito de vehículos y a Noia a la protectora de animales.

¿Se arrepintió algún día?

No: estaba dónde quería. Lo peor eran las ciudades y los tramos de asfalto, el paso rápido de los camiones…

¿Y qué fue lo mejor?

No tener que repostar gasolina… Es broma: caminar en silencio por el campo junto a Noia, decirle cosas… Herida en una pata, la descargué de mi peso durante 2.000 kilómetros… Noia se curó. ¡Y yo también!

¿De qué?

Yo tenía desde hacía muchos años una lesión en la rodilla, y caminando junto a mi yegua.., ¡se me curó!

Estará hoy muy unido a Noia…

Si yo hablaba con una chica, Noia me empujaba con su morro, celosa, ja, ja… Cada noche parábamos en el campo, ella comía hierba, yo dormía… Siempre digo que yo la saqué de viaje y ella me trajo de vuelta.

¿Qué decía la gente al ver aparece su carro-barca?

Algunos me insultaban, se reían.., y los valientes me preguntaban y me ayudaban. ¡Hay muchos valientes por todas partes!

¿Qué paisaje le ha cautivado más?

Algunas noches estrelladas en el campo… Y la sierra de Irta, en la costa de Castellón, todavía virgen, la vista elevada del mar…

¿Repetiría?

Cumplí mi sueño y hoy me quedo con lo importante…

¿Qué es?

Que puedes conseguir cualquier cosa que te propongas. Yo decidí tomar mis riendas… Es eso: ¡nada puede impedirte empuñar las riendas de tu propia vida!


Fuente: La Vanguardia. Extracto de una entrevista en La Contra.

2 Comentarios

  1. Anónimo 2 años hace

    Mi mamá y mi timidez me han impedido coger las riendas de mi vida.

  2. Akemi 1 año hace

    Yo es lo que anhelo tanto irme de aqui, deseo tanto ahorrar dinero para tomar un autobus hacia un lugaar donde el clima siempre este agradable, dedicarme a confeccionar ropa y mostrar mis guiones a productores de cine., pero todo se viene abajo, no he durado en los empleos por que vivo en un lugar donde los camiones dan un pesimo servicio, hago demasiado tiempo para ir y venir al empleo, ahora intentare con los de medio turno pero q no sean de agente tel ya que quitan mucho salario, por eso deseo saber de un ritual de psicomagia para alguien que se siente atrapado en un lugar que detesta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: