¿Nacemos con nuestra mente como una pizarra en blanco donde empezar a escribir nuestra vida?

¿Nacemos con nuestra mente como una pizarra en blanco donde empezar a escribir nuestra vida?

Parece que no es tan sencillo como apuntaba Gurdjieff que decía:  “Cada hombre llega al mundo como una hoja de papel en blanco; luego la gente y las circunstancias a su alrededor empiezan a rivalizar entre sí para ensuciar esta hoja y cubrirla con escritos. Entran aquí la educación, la formación de la moralidad, la información que llamamos conocimiento, etc.

¿Qué es lo que se le escapaba a Gurdjieff?

En palabras de Xavier Guix: “La genética actual nos habla de memorias celulares familiares. Se dice que venimos al mundo no solo con programas evolutivos dispuestos a desarrollarse, sino también con sistemas de información celular que contienen los miedos de mamá o la temeridad de papa”.

Tampoco podemos olvidar la información del conjunto de nuestros antepasados familiares…

Incluso como intuyó Jung, del inconsciente colectivo. De lo que no parece haber duda es que cada ser humano es un hermoso cóctel único e irrepetible.

Profundicemos sobre nuestra base. ¿Cuál era la atmósfera del hogar en el que fuimos a nacer? 

Tal vez viviste tu casa como un castillo inexpugnables con su foso y cocodrilos, o como un lugar luminoso y abierto a todos. Es una pregunta interesante sobre la que deberíamos reflexionar.

Los contenidos de la casa IV en la carta astrológica personal nos dan valiosas pistas al respecto.

¿Cuál fue la primera impronta que captamos del mundo?

Hay quien estuvo como bebé cuarenta días inmovilizado y encerrado en una habitación oscura para que no le diera el sol. Afortunadamente para otros captaron en sus primeros instantes que el mundo era un lugar más acogedor. Es evidente que nacemos en una jaula psicológica… y que entre estas dos posibilidades hay una infinidad de matices.

Más preguntas: ¿Qué podemos decir sobre nuestro patrimonio o su ausencia? ¿Somos conscientes sobre lo que acumulamos a lo largo de nuestra vida en forma de experiencia, memoria, etc.? ¿Cuál es nuestro “talante”? ¿Cuál es nuestra respuesta a los hábitos que hemos heredado de nuestra familia?

Todas estas preguntas están conectadas con los contenidos de la casa IV 

 

1 Comentario

  1. VICEN 1 año hace

    A TRAVES DEL AZAR HE LLEGADO HASTA AQUÍ. CREO QUE ESTAS PALABRAS DEJARÁN HUELLA EN MI VIDA.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.