“Mis creencias son que la verdad es verdad hasta que la organizas, y entonces se convierte en mentira” Wayne W. Dyer

“Mis creencias son que la verdad es verdad hasta que la organizas, y entonces se convierte en mentira” Wayne W. Dyer

 

Escribió más de 40 libros y la mitad de ellos fueron best-sellers. Su inspiración fue la psicología transpersonal,  y en concreto su fundador, Abraham Maslow.

Sus enseñanzas sobre la superación personal se basaron en su propia historia vital, ya que vivió bastante tiempo en orfanatos hasta los 10 años cuando su padre abandonó a la familia.

Era profesor en la St. Johns University de Nueva York cuando escribió su primer libro “Tus Zonas Erróneas” (1976), que vendió 35 millones de copias en diferentes idiomas, permaneciendo 64 semanas consecutivas como best-seller en el New York Times, y que cambió su vida para siempre.

Solía decir: No creo que Jesús enseñara Cristianismo, Jesús enseñaba bondad, amor, compasión, y paz. Lo que digo a la gente es: no seas cristiano, sé como Cristo. No seas budista, sé como Buda.

Estas son algunas de sus ideas:

– Cuando juzgas a otros no los juzgas a ellos, te estás juzgando a ti mismo. Son aspectos de tu propio ser los que proyectas y reconoces en otros.

– La preocupación te mantiene inmóvil. Toda la energía que podrías usar para acercarte a tus objetivos, se estanca y muere.

– La felicidad es el camino pero no se puede perseguir porque te aleja del objeto de tu deseo. Es mejor que te dediques  a hacer lo que debes mientras disfrutas del camino.

– Si cambias la forma en que miras las cosas, las cosas que miras cambian.

-Valora el momento presente. No podemos cambiar el pasado, aunque sí aprender de él, y el futuro aún no ha llegado, por lo que nos queda vivir el presente de la mejor forma posible.

– Nuestra intención crea nuestra realidad. Igual que el cuerpo se fortalece con el ejercicio y la mente con el estudio, cuanto más tiempo dediques a algo, mejor serás en ello.

– No siempre puedes controlar lo que ocurre en el exterior, pero sí lo que ocurre en el interior. Tienes plena libertad para elegir cómo te va a afectar una experiencia y para qué te va a servir.

– No olvides que cómo te trata la gente es su karma, cómo reaccionas es el tuyo.

– El estado de tu vida es un reflejo del estado de tu mente. Cuando te sientes bien puedes tomarte los problemas con una actitud mucho más afable.

– Nuestra meta no es tratar de ser mejor que alguien, sino ser mejor de lo que solíamos ser.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: