¡Maestro, no sé qué hacer con mis deseos sexuales!

¡Maestro, no sé qué hacer con mis deseos sexuales!
-¡Maestro, no sé qué hacer con mis deseos sexuales! ¡Lucho por suprimirlos!
-Es inútil de tratar de cortar con un cuchillo la corriente de un río, el agua continuará deslizándose. En lugar de tratar de suprimir esos deseos, aprende  a conducirlos hacia una correcta satisfacción.
-Maestro, empleo toda mi energía y voluntad para lograr la iluminación. ¿Cree que lo lograré?
-Desarrolla en ti la aptitud de recibir, no la  de buscar. La sombra se mueve según la voluntad del sol.
-¡Ah, Maestro, qué desesperación! ¡Maldita ignorancia!
-¡Calla y ponte a meditar! Es más útil encender una sola y minúscula vela que maldecir la oscuridad
Alejandro Jodorowsky. Conversación con el maestro
A %d blogueros les gusta esto: