Las bendiciones

Las bendiciones

“La santidad consiste en bendecir todo aquello que ves, que oyes, que tocas, que conoces, siendo lo que eres y no lo que los otros quieren que seas.” Alejandro Jodorowsky

Antiguamente bendecidor era el que decía o hablaba bien y con fundamento. Bendecir –según el diccionario de la lengua- entre otras cosas significa alabar, engrandecer, ensalzar a alguien, colmarlo de bienes o hacer que prospere.

Tal como le enseñó la curandera maga Doña Magdalena a Alejandro Jodorowsky bendecir también significa cuidar, detener el miedo, proteger. No hace falta ser sacerdote para bendecir, no hay que estar en un nivel superior, cualquiera puede hacerlo. Sólo es imprescindible saber escuchar y acompañar sin juzgar.

Sentados frente a frente escucharemos atentamente, como si de una confesión se tratara a nuestro interlocutor. Sin emitir ningún juicio de valor lo acompañaremos hasta el final de su relato. Por último lo bendeciremos y perdonaremos.

Entre otras cosas esta práctica puede ayudarnos a superar complejos físicos porque nos enseña a apreciar la belleza de lo que no se ve.

Para bendecir también hay que amar a “nuestro diablo interior”. Ese diablo al que nos referimos puede ser muchas cosas: una sexualidad reprimida, un niño inhibido que quiere jugar, una creatividad prohibida, etc. No se nos puede olvidar que ese “diablo”, la pasión que hace que nunca nos cansemos cuando estamos inmersos en procesos de creación, es el verdadero motor de nuestra vida.

1 Comentario

  1. Marta 5 meses hace

    Una curandera ( de las buenas) me dijo que estaba bendecida…que significa exactament e?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: