La salud de tu útero desde el punto de vista metagenealógico. Soluciones psicomágicas.

La salud de tu útero desde el punto de vista metagenealógico. Soluciones psicomágicas.

El útero, fisiológicamente hablando, es un órgano muscular hueco, cuya misión es la de contener al huevo fecundado durante el embarazo hasta el momento del parto.

En la mujer adulta, funciona de un modo cíclico, preparándose todos los meses para recibir y alimentar un óvulo fecundado, un embrión, hasta su desarrollo total. Si esto no ocurre, deja salir de él todo lo que preparó y vuelve a empezar sin aferrarse.

Este órgano es la sede de la creatividad y la fertilidad. El primer lugar en el que habita el futuro bebé. Por lo tanto, el útero simboliza el hogar, el refugio y la vida.

Los síntomas y enfermedades que la mujer sufre en el útero y en el sistema reproductor en general son muy numerosos. Los más frecuentes son:
– Cáncer, tumores, pólipos y quistes.
– Malformación congénita del útero: por ejemplo, útero retrotraído.
– Problemas relacionados con el ciclo menstrual: síndrome premenstrual, amenorrea y dismenorrea.
– Embarazos ectópicos.
– Esterilidad e infertilidad.
– Abortos.

Desde un punto de vista metagenealógico, nos preguntamos que relación guarda la salud del útero de una mujer con la configuración de su árbol genealógico:

*En el útero de cualquier mujer se guarda la memoria de los úteros de todas las mujeres de su árbol, de modo que un problema actual con la maternidad puede tener su raíz en un conflicto con la maternidad de una abuela.

*El haber sido deseada como niño varón por los padres, provoca problemas con la feminidad que pueden derivar en enfermedades uterinas.

*La prohibición de la creatividad o la sexualidad en el seno de la familia, puede albergar fuerte nudo sado-masoquista en el árbol. Normalmente, toda mujer con problemas en el útero, tiene dificultades para hacer germinar una idea o un proyecto nuevo porque no suelen dedicar el tiempo necesario para su concreción, le cuesta saber cual es el momento adecuado para actuar.

*Cuando existe un fuerte nudo incestuoso, la unión con la pareja es ficticia, porque en realidad se sigue unido al progenitor al que se está “atado” con este nudo tan poderoso. Para que pueda llevarse a cabo la reproducción es necesaria la entrega a la pareja. Los problemas en este órgano pueden indicar que no hay una verdadera entrega en la pareja. Tal vez junto al deseo de engendrar un hijo también va aparejado un miedo superior que impide la concepción.

*A veces la mujer o el hombre, sufre una infertilidad temporal, pues se programan para tener el hijo a la misma edad que lo tuvieron sus padres. Las causas: por no superar a los padres, si estos fueron mayores a una edad tardía, o por un fuerte nudo narcisista que haga que el hijo o la hija esté “programada” para repetir la vida de su padre o de su madre.

*Los abusos sexuales en la infancia, pueden negar la función sexual del cuerpo de la mujer.

*Hay madres y padres tóxicos en el sentido de que educan a sus hijas en valores de excesiva pulcritud e incluso les transmiten la obsesión por la limpieza y la perfección. La regla obliga a estar pendiente de la que se puede vivir como vergonzosa “mancha”. La mujer educada en ajustar su imagen a ese absurdo “ideal del yo”, puede que rechace sus reglas inconscientemente y ello le provoque desarreglos y fuertes dolores menstruales.

*La infertilidad puede tener su raíz en el abuso que algunos padres cometen obligándole a la hermana mayor a cuidar de sus hermanitos pequeños. A esta “pequeña mamá”, a la que le robaron su infancia, cuando le llega la hora de tener a sus propios hijos, su cuerpo se queja con una infertilidad tozuda, a los que los médicos no encuentran explicación física ninguna.

Tenemos constancia de que la psicomagia es una potente herramienta sanadora en el tema que nos ocupa. Sin olvidarnos de que no se trata de recetas universales, sino que cada caso requiere de un análisis pormenorizado y de un acto específico, podemos recordar aquí brevemente una serie de actos psicomágicos recomendados para problemas relacionados con el útero:

– Para la amenorrea, simular una menstruación durante varios meses con sangre artificial.
– Cuando se niega la feminidad a una mujer: Realizar su autorretrato con su sangre menstrual.
– Para aumentar la valoración femenina: Introducirse en la vagina siete monedas de oro dentro de un preservativo.
– La capacidad de seducción y el permiso para seducir, puede incrementarse realizando un curso de danza del vientre
-Paso para el autorreconocimiento y para sentirse a sí misma: Hacer una escultura, con los ojos cerrados, en la que se moldee a sí misma, mezclando barro y sangre menstrual.
– Para cuando faltó el abrazo materno: Acudir a Amma, una mujer de la india que se dedica a dar abrazos y que simboliza la madre Universal.
– Para mantener bajo control a la madre invasora: colocar en un rincón de tu casa una fotografía de tu madre con una verja exterior “para que no se escape”, tal como se hace con las divinidades. Allí, en un pequeño altar con una vela encendida, le ofreces un poco de comida en un pequeño plato cada vez que comes tú. (Esa comida acabas por dársela a los animales). Este ejercicio debe de continuar hasta que te liberes de la tiranía.

Desde otra perspectiva, nuestra vivencia en el útero puede determinar el modo en que gestamos nuestros nuevos proyectos. Incluso, existe un acto psicomágico para la limpieza de nuestro nombre que consiste en moldear con arcilla y guardarlas durante nueve meses en una suerte cavidad oscura con paredes de ardilla que simbolizan un nuevo útero, que luego se romperán para que renazca nuestro nombre ya sanado.

Plano sin fin

Imagen:”Esta braga ha sido bordada para todas las mujeres que sientas su poder femenino. Es especialmente poderosa para usos rituales y terapéuticos en casos de bloqueo sexual, pérdida de los órganos por intervenciones quirúrgicas, infertilidad o desconexión con la feminidad interna.” Creada y distribuida por  I-life-you.com 

4 Comentarios

  1. Sophie 2 años hace

    Hola! Me ha encantado esta entrada.
    Quisiera hacer una consulta, no se si es apropiado desde los comentarios. Pero les dejo mi caso, confío en que me puedan “recetar” un acto psicomágico.

    Tengo 23 años, y han pasado 2 años desde que tuve un embarazo ectópico, se complicó al grado que fui a cirugía y la solución del médico fue retirarme la trompa de falopio derecha, puesto que ahí es donde crecía el huevo y estaba por desgarrarse la trompa.
    A partir de entonces me he llenado de un profundo miedo, a los hospitales, doctores. Cada vez que lo recuerdo me siento culpable, creí que debí hacer algo para no llegar a ese término. Quiero aclarar que yo no quería embarazarme, teníamos (junto con mi pareja) planeado practicar una interrupción legal del embarazo. Sin embargo la situación se complicó tan rápido que no fue posible. A partir de ahí la relación con mi novio se vino abajo, de alguna forma siento que él es culpable, no me gusta sentir eso, pero es así. Posterior a eso he descubierto que mi madre tuvo 3 abortos antes de mí (soy su primer hija) y mi abuela materna perdió a 2 niños. Entonces creo que hay algo por sanar en nuestro árbol.
    Gracias

  2. Carolina 2 años hace

    Muchas gracias por este articulo y sus conocimientos

  3. montse 2 años hace

    ¿Qué es lo que hay que moldear y guardar durante nueve meses? Cada letra de mi nombre? y ¿Qué es una suerte cavidad?
    Gracias

    Desde otra perspectiva, nuestra vivencia en el útero puede determinar el modo en que gestamos nuestros nuevos proyectos. Incluso, existe un acto psicomágico para la limpieza de nuestro nombre que consiste en moldear con arcilla y guardarlas durante nueve meses en una suerte cavidad oscura con paredes de ardilla que simbolizan un nuevo útero, que luego se romperán para que renazca nuestro nombre ya sanado.

  4. Autor
    Carmen Guerrero 2 años hace

    Te copio el acto completo, Montse:

    Cristóbal Jodorowsky dice que: “cambiar nuestro nombre interno nos permite continuar creciendo… Imaginemos que quiero recuperar ese nombre que me dieron, pero que está lastrado por innumerables proyecciones familiares… Supongamos que se trate de mi nombre: CRISTOBAL

    -Moldearé con arcilla las letras de mi nombre, una a una…

    -Las coceré una vez secadas para convertirlas en algo cerámico…

    -Pintaré cada una de esas letras de forma que su mitad izquierda sea plateada y su derecha dorada…

    -Con ese nombre que he creado lo introduciré en el interior de una gran bola de arcilla (como una pelota) Sobre esa inmensa pelota de arcilla pegarás las fotografías de todos los ancestros de tu familia: padres, abuelos, bisabuelos…

    -Dejaremos que seque lentamente. (Durante nueve meses)

    -Transcurrido ese tiempo, con un martillo dorado rompemos el “huevo”(es decir la pelota de arcilla que contiene en su interior las letras de nuestro nombre)

    -Lavamos con agua bendita las letras de nuestro nombre. Las perfumaremos bien…

    -Enterramos todo el material del huevo que hemos roto a martillazos y plantamos una bella flor.

    -Para finalizar ese nombre debemos dejarlo en nuestro altar particular. Ese que ya nos hemos creado en algún lugar de nuestra casa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: