“La política del castigo aumenta la drogadicción”

“La política del castigo aumenta la drogadicción”

¿Cuál es su recuerdo más temprano sobre las drogas?

Tengo tres años, intento despertar a una persona muy, muy próxima tras un colocón sin conseguirlo. Había muchas personas adictas en la familia, yo incluido. Eso me llevo a investigar. Durante tres años viajé a más de una decena de países.

¿Y qué entendió?

Que todo lo que pensamos sobre las drogas y sobre cómo acabar con ellas está equivocado. El tratamiento dominante es reprimir, avergonzar, aislar, y eso no funciona. Cuando se prohibieron las drogas el comercio pasó de los médicos y farmacias a bandas mafiosas, y se disparó la violencia por el control del mercado. Y hay dos desastres principales.

Adelante.

El mayor es el efecto en los adictos. Todos tenemos asumido que la causa de la adicción es la sustancia: la adicción a la heroína la provoca la heroína.

Parece obvio, sí.

Bruce Alexander, experto en el tema, me explicó que la idea de la adicción que tenemos viene de una serie de experimentos muy simples que se hicieron a principios del siglo XX: a una rata se le dan a elegir entre agua y agua con cocaína o heroína, que es a la que escoge hasta morir.

Cierto, así entendemos la adicción.

En los sesenta el doctor Alexander repitió el experimento, pero cambió las condiciones. En lugar de una rata sola en una jaula, creó un parque para ratas en el que tenía compañía, comida, túneles -les encantan- y las dos aguas, con y sin droga. En este caso, las ratas no utilizan el agua con droga; la probaban, pero sin sobredosis.

Nunca se han negado las causas sociales.

Pero hemos seguido una política que ha empeorado la adicción. En Arizona, en la prisión de mujeres drogadictas, las presas llevan una camiseta que dice “Yo fui una adicta” y las obligan a cavar tumbas. Pensamos que debemos hacerles sufrir para que dejen las drogas.

Nada que ver con el parque para ratas.

Cuando entendemos lo que nos está diciendo ese experimento, vemos claramente que esa política del castigo y la denigración es la peor que podemos seguir.

¿Y qué pensó?

Te dicen que tienes que amenazarlos, abandonarlos, y aunque es difícil intento hacer todolo contrario: decirles que les quiero estén consumiendo o no e intentar reforzar los vínculos que me unen a ellos. La desconexión y el aislamiento son una de las principales causas de la adicción.

A menudo la gente empieza con las drogas porque las consumen los amigos.

La oficina de la ONU que luchaba contra las drogas, el mayor organismo del mundo, admite que el 90% de los consumidores de drogas ilegales no son adictos y no suponen ningún peligro, sólo el 10% se convierten en adictos.

¿Porqué no les gusta su propia vida?

Sí, la gente que consume de manera compulsiva es porque no soportan estar presentes en su vida. Cambiar esa realidad es lo que hicieron en Portugal, y funcionó. Es el motivo por el cual el modelo del castigo en EE.UU. ha fracasado estrepitosamente. Es curioso ver que cuando todos los países democráticos dan pasos para alejarse de ese modelo, España está dando pasos en el sentido contrario, como Rusia.

Nos falta el segundo desastre.

Si prohíbes las drogas estarán controladas por los criminales, que generan muchísima violencia. En los últimos siete años, en la zona norte de México 60.000 civiles han muerto en esa guerra, y eso no tiene nada que ver con el consumo de las drogas, sino con la prohibición.

Mucha gente piensa que legalizar las drogas nos llevará a la anarquía.

La legalización es una manera de establecer orden en esa violencia anárquica. Estados Unidos se ha gastado un billón de dólares en la lucha contra las drogas y no consigue ni mantener la droga fuera de las prisiones. Por eso países conservadores como Suiza la legalizan, y con muy buenos resultados

 

Extracto de una entrevista con Johann Hari, escritor y periodista, en La Vanguardia -La contra-

2 Comentarios

  1. LUIS ALFONSO GUERRA 2 años hace

    Tampoco es cierto que con muy buenos resultados en Suiza, ya que el problema de la drogadicción lo trataron con centros de salud para evitar mayores infecciones como el VIH, hepatitis etc. Lo cual tiene grandes resultados.
    Por otro lado el problema de las drogas sigue teniendo graves consecuencias porque los niveles de suicidios en Suiza están relacionados con drogas, además de ser un país con los índices mas altos de suicidios en el mundo.

  2. luis 2 años hace

    las drogas no son el problema del suicidio , la idea del suicidio viene generada ya por la persona desde antes , que por supuesto se agrava con el consumo , pero estas son causas mucho mas profundas que lo llevan a ese acto .
    Las drogas son solo un refugio al aislamiento social y familiar de la persona , las altas tasas de suicidios que se aprecian en países desarrollados , tiene que ver con la alta competencia laboral lo que conlleva al stress , la indiferencia familiar y la incomunicación humana , los verdaderas drogas dañinas de nuestras sociedad moderna.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: