La luz se asienta en el trono de las tinieblas

La luz se asienta en el trono de las tinieblas

“En donde haya más dolor habrá también mayor capacidad de curación”

 Juan Trigo.

***

Una herida incurable que permite crecer

“Aunque para ello, primero tendrás que reconocerla. Admitir que dentro de ti, en algún lugar, hay un miedo que has tratado de tapar, de ocultar o, incluso, de compensar.” Dijo el maestro. Y a continuación, añadió: “¿Por qué no consideras esa herida como una inmensa suerte? Difícilmente encontrarás en esta vida un maestro más poderoso. Vístete con sus ropajes, y sal a la vida sin miedo.”

Si quieres crecer, observa de cerca tu mayor dificultad y asígnale el papel de maestro en tu vida. Enfrenta tu obstáculo y aprende de él.

El valor de la herida incurable es que no cierra nunca, es un canal de energía que siempre está disponible para el aprendizaje.

A %d blogueros les gusta esto: