La intuición es personal e intransferible

La intuición es personal e intransferible

La intuición no es encuadrable ni uniformable, la persona sabe que sabe sin necesidad de agradecerlo a ningún programa educativo. Es sabiduría innata, personal, diferenciante, que nos hace sentirnos autónomos y libres.

No hay qué temer a los mensajes que nos dicta nuestro inconsciente ya que se trata de nuestra parte más sabia tratando de comunicarse con nosotros mismos. La intuición no es sobrenatural porque todo está en la naturaleza, y el temor que suscita viene provocado porque nuestra parte racional sabe que no la podemos pesar ni medir.

¡Escuchemos siempre a nuestra intuición! Cuando no escuchamos su llamada y nuestra razón niega la realización de un deseo porque lo considera absurdo, abrimos un camino que nos lleva a la frustración, a la enfermedad y a la catástrofe.

Imagen: Robert Gonsalves

A %d blogueros les gusta esto: