GRAN FIN: Un libro sagrado

GRAN FIN: Un libro sagrado

“…la creatividad es algo innato

y que funciona en todos los ámbitos de la vida,

incluso en los que no somos conscientes.”

Fuente de la entrevista: Artyanimal

Gran Fin es un libro enigmático, sobre todo por la singular natura de su origen que nos impulsa a descubrirlo. Acompañado de misteriosos dibujos, este ejemplar nos promete una experiencia extraordinaria. Gran Fin ha hecho un viaje muy extenso hacia su materialización, y está hoy disponible gracias a la casa editora Jekyll & Jill.

En la siguiente entrevista su autor, monoperro, nos revela detalles íntimos sobre el proceso de creación.

Cómo surgió la idea de Gran Fin?

Realmente no hubo una idea previa para hacer Gran Fin, fue algo que lentamente ocurrió. Como se cuenta en el prólogo del libro yo fui recibiendo una serie de textos dictados (que fueran dictados por mi inconsciente o por una entidad espiritual, no puedo asegurarlo) pero esta última opción siempre

tuve la intuición que era la correcta. Esto es lo que realmente ocurrió, no es una ficción que yo he creado para darle credibilidad al libro, como me han sugerido algunas veces. Lo que sí fue una idea fue lo de hacer un libro con esos textos, pero no fue mi idea, fue algo que me impulsaron a hacer las personas de mi alrededor, mi mujer sobre todo y otros amigos, que de hecho me ayudaron a ordenar los textos y a seleccionarlos, porque yo simplemente los había escrito en hojas suelta y ni siquiera los tenía ordenados cronológicamente. Los dibujos surgieron durante el proceso de ordenación y selección de los textos, para mi esos dibujos materializan, o mundanizan el texto.

El libro desde que empecé a recibir los dictados hasta que salió ha pasado por todo tipo de procesos, incluso se ha atascado varias veces en las que creí que iba a ser imposible sacarlo adelante, pero parece que algo mágico rodea al libro que cuando parece que ya no hay más opción surgen situaciones casi imposibles que lo reflotan (por ejemplo que unos editores de la categoría de Jekill&jill se fijen en él y decidan editarlo) es como si el mensaje quisiera ser transmitido a toda costa a pesar de que parece que algo trate de impedirlo.

Podrías abundar sobre estos dictados? Cómo ocurrían? Cómo ocurrió el primero y cómo el último? Cuánto tiempo entre ellos?

Creo que para entender los dictados, sin confundirlo con historias fantasiosas sobre este tipo de experiencias, hay que entenderlos como algo más habitual y cotidiano de lo que parece, estoy seguro que esa voz la tenemos todos. Tengo que contar que a mi me ha gustado siempre experimentar sobre la conciencia en todos los ámbitos, en esa época con mi mujer nos aventuramos a realizar unas meditaciones que implicaban unos ejercicios que nos llevaban un par de horas al día y que realizamos durante 90 días cada una. Después de esas meditaciones yo escribía y dibujaba mis experiencias internas, así en el curso de estas meditaciones, que hicimos varias durante un par de años escribí una serie de textos que no reconocía, no solo no me parecían míos sino que, aunque suene extraño, tenían una textura diferente, no había ironía, ni sarcasmo, eran duros y directos. Uno de los primeros que reconocí decía algo así como mañana es tarde. Al principio los textos me asustaron, me parecían muy agresivos, y temí que fuera un juego de mi mente.

Después de aquella sesiones guardé esos textos especiales e hice por olvidarlos, ni siquiera los guardé ordenados, realmente sentía rechazo por ellos, no me gustaba lo que me decían. Mi relación con esta voz ha cambiado mucho, después de preparar el libro de Gran Fin es como si nuestra relación se hubiese formalizado, o sea que los dictados siguen pero ahora ya no son tanto dictados sino que hay más interactuación, últimamente directamente yo pregunto y obtengo respuestas, aunque no es como preguntar a una persona, las respuestas son ambiguas y no respetan el tiempo de este mundo, incluso hasta he notado señales de sentido del humor en la entidad. Así que con esta relación llevo ya casi cuatro años, y por lo que parece va a seguir.

Quisiera saber sobre los talleres creativos que impartes. También tengo entendido que junto a tu mujer forman una especie de colectivo artístico, por así llamarlo, me podrías comentar sobre ello?Y sobre tu educación artística?

Te contesto a la última pregunta primero porque ese es el origen de los talleres; yo no tengo ninguna educación artística, en este ámbito, como en casi todos los demás, soy autodidacta. Esta circunstancia me llevó a enfrentarme a corazón abierto con lo que suponía ser artista, ya que me tuve que enfrentar con todas las estructuras externas que me dificultaban hacer lo que yo quería hacer, lo que tiene mucho que ver con el mensaje final de Gran Fin. Lo curioso es que al ir enfrentándome a ellas me fui dando cuenta de que en realidad lo único que me impedía hacer lo que yo quería hacer era mis estructuras internas, mis miedos, mis prejuicios, etcétera. Este proceso me ha llevado casi diez años. Hace unos años formé un grupo de trabajo con unos amigos para trabajar nuestros bloqueos, de esta experiencia surgió un taller. Nunca fue mi intención impartir este taller pero desde el primer día me lo han ido demandando.

En el taller no enseño nada, ninguna técnica ni nada por el estilo, lo que trato de mostrar es que la creatividad es algo innato y que funciona en todos los ámbitos de la vida incluso en los que no somos conscientes, también que todos tenemos talento, y que si no nos sentimos así, creativos o con talento no es porque no lo seamos sino porque hay algo que hacemos o pensamos que bloquea nuestro potencial. Realmente el taller esta basado en mi experiencia vital, y creo en él porque a mi me ha funcionado, y porque a mucha gente que lo hace les funciona. Por supuesto el taller le funciona a la gente que tiene ganas de salir de esa situación de bloqueo en cualquiera de los ámbitos de su vida, de superar las insatisfacción. A veces ocurre que es más cómodo estar bloqueado que enfrentarse al bloqueo, en cualquier aspecto de la vida, ya puede ser en el trabajo, pareja, dinero, donde sea, y como complemento a los talleres han surgido unos grupos de trabajo con los que me reúno una vez al mes para profundizar en todo esto.

Mi mujer, Anak y yo desde que nos conocimos hicimos muchas cosas juntos. Cosas que en su mayoría quedaban es un ámbito privado o para compartir con amigos. Poco a poco algunas de estas cosas que hacíamos las pasamos a un formato adecuado al mundo del arte, y poco a poco eso comenzó a invadirlo todo, y poco a poco fuimos dejando de disfrutar, por que el mundo del arte es muy rígido con los formatos, y nosotros cometimos el error de adaptarnos. Cuando nació nuestro hijo paramos y nos dimos cuenta de que no nos merecía la pena esa adaptación y cerramos esa etapa pública. Ahora anak&monoperro siguen pero sin esa proyección externa que nos obligaba a respetar el formato “obra de arte” (Esto es algo que veo mucho en los talleres, personas que intentan adaptar sus producciones a formatos ya establecidos y en este proceso dejan de disfrutar y muchas veces general abandonan) Por una parte, esta decisión nos costó, pero en otro aspecto fue un alivio. Ahora me he dado cuenta de que a veces hay que saber abandonar lo bueno para que llegue lo mejor (por ejemplo, gracias a esto Anak ha fundado I-life-you.com)

Una última pregunta: tus dibujos muestran rasgos característicos, una especie de estilo visual. Pudieras hablar un poco sobre esto?

Es curioso que me preguntes esto, porque yo no tengo la sensación de tener un estilo en nada de lo que hago. Durante los últimos diez años (hace diez años que monoperro tomó posesión de mi) he hecho muchas cosas y muy distintas.

Últimamente estoy dibujando más, quizás porque desde que nació mi hijo noto una especia de vuelta a empezar, y el dibujo es una de las primeras maneras de expresarse, es como una vuelta al origen. Si alguien puede ver en cualquiera de las cosas que hago un estilo, es algo que sobrepasa mi percepción. Así que no, yo no he elegido ningún estilo, casi podría decir que he hecho lo contrario, no interferir. Con no interferir me refiero a que yo veo mi trabajo como un flujo de información que procede de algo muy superior a mi identidad en el mundo, y que yo lo que tengo que hacer solamente es permitir que se manifieste. No interferir no es algo que se pueda hacer con sencillez, es algo muy parecido a la meditación, meditar no es sencillo, requiere práctica y mucha atención, porque lo que surge, casi naturalmente es la interferencia, pretender de antemano que las cosas sean de una u otra manera, pero yo en este sentido, y creo que debido a las experiencias reveladoras que he ido teniendo, he tenido que trabajar así. Por lo tanto aunque tenga pensamientos, juicios, opiniones, y demás, no puedo permitir que nada de esto interfiera en el proceso y en el libe fluir de la información, es como una canalización que acepto humildemente.

Esta manera de trabajar me ha permitido superar bloqueos muy profundos en todos los ámbitos de mi vida. Para mi lo principal, con cualquier cosa que haga, sea supuestamente más o menos importante, es producir conciencia, o sea conocerme, o sea conocer a Dios. Y cuando tengo dudas aplico esto que dice Julia Cameron – Dios, yo me ocupo de la cantidad, tú ocúpate de la calidad.

Gran Fin está disponible a la venta AQUI

m​onoperro nació un día, de un mes y de un año en que las estrellas le dieron una misión. No sabemos a ciencia cierta cual fue, pero somos parte de ella”. –Carolina Castro Jorquera

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.