Frente a las “ideas locas” … cuentos cuerdos.

Frente a las “ideas locas” … cuentos cuerdos.

Actuemos como un horno alquímico que hace mutar aquellas ideas que no llevan a ninguna parte, en otras útiles y bellas.

No temía a la locura ya que consideraba que una cierta dosis de la misma era imprescindible en el camino de la vida. “Lo-cura” era curación.

Amo la locura cuando cada síntoma es un creativo canal de sanación. No amo la locura destructiva, que crea muros entre el yo y el mundo.

Desde el refranero popular hasta los lemas familiares, llamamos ideas locas a las creencias limitantes que impiden nuestra realización.

Almanaque Sanador

A %d blogueros les gusta esto: