¿Todo en esta vida es miedo?

¿Todo en esta vida es miedo?

El miedo es una construcción cultural, tenemos miedos socialmente aceptados, que intervienen en la conformación de nuestro mundo. También tenemos miedos contextuales, de acuerdo al entorno en el que nos movemos. Tenemos miedos anacrónicos, trasmitidos de generación en generación y sostenidos como forma de pertenencia al clan, aunque las circunstancias actuales no tengan que ver con el momento en el que se generaron.

El miedo forma parte de nuestra educación familiar, continua en nuestro paso por la escuela, en nuestros vínculos, nuestros afectos, nuestras acciones, nuestros pensamientos y por supuesto en nuestras búsquedas espirituales.

Cada una de las religiones que conocemos nos aporta algo en relación a esto. La idea de un paraíso perdido, por la soberbia y el engaño en el catolicismo, por las distorsiones de la mente en el budismo. En el judaísmo y el islam, en este momento, se suman los miedos “políticos”, es decir, interviene la historia reciente en nuestra mirada, ya sea porque pertenecemos o no (a alguna de ellas), tenemos la idea de miedo instalada. En occidente hay un profundo terror al Islam y una forma de mirar el Judaísmo en términos de economía, no tiene nada que ver con lo que dicen sus libros sagrados, pero los límites entre Fe y creencias parecen no estar muy definidos para nadie.

La lista de miedos es interminable, tenemos miedo a la muerte, a la vida, al fracaso, al dolor, a la oscuridad, a la luz. El miedo está en nuestras conversaciones, en los lugares comunes, nos da la posibilidad de pertenecer. Cuando aparece alguien sin miedo…nos da miedo y aparecen un sinnúmero de valoraciones que tienden más a denostarlo que a considerarlo un héroe.

Para cada uno de nosotros, el miedo significa algo distinto, si bien compartimos los arquetipos y la simbología del universo en que nos movemos, lo que cambia es la carga emocional que depositamos en nuestros miedos.

Es importante que nos preguntemos entonces, ¿Cuáles son mis miedos? ¿Qué recuerdo hay asociado a ellos? ¿Qué no acepto en mi asociado con estos temores? ¿Qué me impiden hacer? ¿Qué me permiten conseguir? ¿Qué emociones están vinculadas a estos miedos?, etc.

El trabajo es arduo, pero una vez que nos decidimos a abandonar nuestras mascaras y repensar nuestras creencias, aparece un hilo de confianza que nos trasciende a nosotros mismos.

Aletheia 11

Mi nombre es Érica Valeria Peters, nací hace 41 años en el seno de una familia de campo de la llanura pampeana. No sé si fue el desconcierto geográfico, las horas mirando el horizonte  o la biblioteca que me lego mi madre lo que genero este carácter reflexivo, pero lo concreto es que disfruto dándole una segunda mirada, un intento de capitalizar una enseñanza en todo lo vivido.

Me dedico a realizar terapias de Armonización Energética y Restauración Áurica, además, junto con un amigo, realizamos encuentros de reflexión y trabajo consciente, sobre el poder simbólico del lenguaje, los pensamientos y las emociones.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: