El enfermo y la bruja

El enfermo y la bruja

– No te preocupes, hijo querido. He venido del manantial con la varilla mágica en mano. Allí encontré al Ser Supremo. Él me dijo: “¡Vas a curarlo!”.

– Estoy muerto. No puedes…

– Los muertos se curan naciendo otra vez, mi niño.

*

Un microcuento de Alejandro Jodorowsky

A %d blogueros les gusta esto: