El destino y la pareja

El destino y la pareja

Cada lenguaje nuevo que incorporamos nos abre a una forma distinta de analizar e interpretar el mundo que nos rodea. Debemos preguntarnos si hay algún mapa que nos permita orientarnos en nuestro camino de la vida, así como sobre el papel de la pareja. El objetivo no es otro que enriquecernos y ser capaces de ver el mundo desde un punto de vista distinto al habitual.

Si somos los responsables de nuestro propio destino, ¿por qué seguir caminos que no sean los propios? Busquémoslos en nuestro interior, puesto que en ningún otro lugar los encontraremos. Ejerzamos nuestra libertad, que siempre será particular y diferente, sin esperar que todo lo bueno de la vida, incluyendo a la pareja, llegue por arte de magia.

El destino lo vamos creando a cada paso que damos, en nuestro particular camino vital.

Siempre tendremos una pequeña ventaja: es el destino quien reparte las cartas, pero somos nosotros los que las jugamos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: