Descorrer el velo.

Descorrer el velo.

La existencia de otra dimensión puede actuar junto a nosotros y pasar relativamente inadvertida. Por diversas razones no la captamos, o más bien, algo en nuestro interior escoge no reconocerlo.
Estamos inmersos todo el tiempo en esa otra dimensión, es como el aire que respiramos y que la mayoría de la gente ignora totalmente. Sólo cuando surge un problema y ocurre algún fenómeno inexplicable de repente nos damos cuenta de que algo extraño está sucediendo en nuestra realidad. Pero una vez que ese breve desgarro en el velo desaparece, nuestros sentidos vuelven a dormirse, como si la anomalía fuese un sueño. Todo esto sucede sin que la gente le preste la menor atención; es ciertamente sorprendente. Ahora bien, si somos capaces de fijar nuestra atención y discernir la presencia de las anomalías cuando suceden, estas irán cobrando perdurabilidad.
A menos que sepamos que existe otra realidad y aprendamos cómo buscar su presencia, siempre tendemos a perseguir su apariencia.
La humanidad ha olvidado en gran medida que tiene la capacidad de alcanzar un conocimiento objetivo de lo que pasa y de su lugar en el esquema más amplio de las cosas. En general, estamos tan condicionados que sólo queremos luchar contra las estructuras de la realidad actuales para reemplazarlas por más estructuras de lo mismo.

Encuentros con Monroe. Kingsley L. Dennis. Conversaciones con un hombre que vino a la tierra

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: