Cuando la fantasía llama a nuestra puerta

Cuando la fantasía llama a nuestra puerta

Hablamos de la facultad humana que nos permite fantasear con un viaje de ensueño para el próximo verano, caminar entre dinosaurios extinguidos o visitar planetas de otras galaxias, entre otras infinitas cosas. Bien entendida, la fantasía, permite la plasmación de todo tipo de obras artísticas. En su aspecto negativo aparece el engaño, la confusión, la estafa y un largo etcétera del que sin embargo tendremos que reconocer algún grado de responsabilidad.

Tal vez, en nuestra descarga, diremos que no fuimos capaces de identificarla porque iba disfrazada. Que confiamos en ella porque nos la mostraron vestida con el traje de la intuición…

Nos convencieron a través de todos aquellos contenidos esotéricos, supuestamente de gran calado. Sin embargo ¿nunca tratamos de profundizar sobre ellos por miedo a que el entramado pareciera “cogido con alfileres”?

El mundo está lleno de “vendedores” de todo tipo de salvoconductos, aunque eso ya lo sabemos. Una de las claves para caminar en este planeta es tratar de aplicar mucho pragmatismo -creernos sólo aquello que podamos experimentar de primera mano- para discriminar aquello que es real de lo que no lo es.

Y siempre nos quedará la alternativa de acabar comprando esa “moto” que no necesitábamos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: