“Convertir”. Aportación de Juan Trigo al post del Dalai Lama.

“Convertir”. Aportación de Juan Trigo al post del Dalai Lama.

 Juan Trigo aporta al decálogo del Dalai Lama anti-ladrones de energía unas notas con un denominado común: convertir.

 

1- Si no puedes dejar ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás, convierte tu relación con ellas haciéndolas ver que otra visión del mundo es posible y sana para la mente. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente, como con toda clase de basura, se puede convertir en energía incinerándola o reciclando lo que sea reciclable.

 

2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

 

3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio. Si no puedes decir No desde el principio, advierte a quien te presione que solo eres un ser humano que trataras de cumplir lo mejor posible, o convierte esa presión que te ejerza  otro ser humano en un análisis de la situación con él mismo y del porque te ha puesto entre la espada y la pared.

 

4- Si no puedes eliminar en lo posible aquellas tareas que no prefieres hacer porque tu situación en ese momento te obliga, bendícelas y conviértelas en un ejercicio de creatividad para que ya no sean tan tediosas y encuentres algún disfrute en ellas.

 

5- Si no puedes darte permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas, convierte el flujo de tus energías por medio de la relajación y la toma de conciencia corporal y date permiso para actuar como si estuvieras en un momento de oportunidad.

 

6- Si no puedes tirar, levantar y organizar, resérvate un espacio, aunque sea reducido, para mantener un control mental de tu propia situación y reorganizar tus energías en el espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas, hasta que puedas limpiarlo.

 

7- Si en este momento no puedes dar prioridad a tu salud y evitar que la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, convierte el cansancio en oportunidad para que los demás y tu entorno se den cuenta que no pueden exigirte tanto y que debes tomarte algunos descansos.

 

8- Si no puedes enfrentar las situaciones tóxicas que estás tolerando en este momento, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria usando tu creatividad para convertir, como en homeopatía,  las sustancias tóxicas en remedios.

 

9- Si no puedes aceptar y debes resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar, convierte esa situación en tu propio provecho, como en la técnica del Aiki-Do en la que usas la fuerza del ataque de tu oponente para desbaratarlo a tu favor.

 

10- Si no puedes perdonar y dejar ir una situación que te esté causando dolor, eligiendo dejar el dolor del recuerdo, convierte ese dolor en enseñanzas para seguir en el proceso de crecimiento personal.

Juan Trigo

1 Comentario

  1. susana vélez 1 año hace

    Gracias por iluminar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.