Cómo crear tu propio altar. Un artículo de Luis Miguel Andrés.

Cómo crear tu propio altar. Un artículo de Luis Miguel Andrés.

En uno de los encuentros más potentes que tuve con mi Maestro, hace aproximadamente tres años, me regaló una de las lecciones más valiosas que nadie, por puro desinterés, jamás me supo dar. Ahora lo comparto con todos vosotros.

Se preparaba para un largo viaje a Colombia y Venezuela, donde tenía previsto reencontrarse con sus lugares y animales de poder, un retiro que se preveía bastante largo, que quizá le llevara años antes de regresar de nuevo, sin saber cuando volvería a verlo de nuevo, con lo cual no dejo de agradecerle nunca este regalo que me hizo antes de partir. Esta fue la conversación que tuve mientras le acompañaba al aeropuerto, antes de que saliera rumbo hacia América del Sur.

“Las tres herramientas fundamentales del Mago son la Voluntad, la intención y la atención: no lo olvides cuando te propongas conseguir algo en tu sendero de Vida. Lo dijo el Jesús en aquella parábola en la que explicaba que a quien tenga se le dará y a quien no tenga, se le quitará. Si conoces las Leyes y vas en contra de ellas, se te quitará. Pero si las conoces, y con esto dispones de un gran tesoro, y además las practicas, se te proveerá abundantemente.

Para ello, para refordar estas tres energías de las que te hablo, has de levantar un altar en tu casa, dispuesto hacia el Este y en el que se recojan las cuatro energías fundamentales: agua, aire, fuego y tierra, que son los elementos guardianes de tu lugar sagrado. El agua ha de quedar en la parte superior izquierda; el aire en la parte superior derecha; el fuego, justo debajo del aire, en la parte inferior derecha y la tierra en la parte inferior izquierda. Para representarlos, utiliza copas llenas de agua, incienso o plumas que representen el aire, una candela para el fuego y sal, dinero o piedras para la tierra. Lo más importante es que coloques una foto tuya presidiendo el altar, porque querido, será a ti a quien pidas cada vez que quieras conseguir algo: sea dinero, trabajo, amor o fuerza, pídetelo a ti, date ofrendas simbólicas a pie de foto (dulces, monedas,…) y se te dará. No hay ningún otro santo que tenga tanto poder. Eres tú. Dispuesto como te digo, se creará un vórtice energético muy potente en el lugar de tu altar, haciendo que tus plegarias se escuchen, porque te estarás escuchando y legitimando a ti mismo para darte lo que pides. Y por favor, no pidas ni limosna ni golosinas, pide lo que de verdad necesites.

Y aún así, esto que te explico es un puro juego de niños, el verdadero Mago no precisa de altares, porque no necesita muletas. Ejercita tu voluntad, dejarás de necesitarlo.”

Mientras terminaba de anotar mentalmente las potentes palabras que me acababa de decir, entró por la puerta de embarque, levanto su mano derecha realizando el gesto mágico que tanto tiempo atrás me había enseñado, esta vez a modo de despedida, y se giró. Tardé en volver a verlo un par de años, y cuando nos encontramos de nuevo, me preguntó si aún utilizaba bastón.

Luis Miguel Andrés es profesor de filosofía y consultor personal

Twitter: @_LuuisMigueel_