Monjes y cocina. La historia de Rujuna.

Monjes y cocina. La historia de Rujuna.

 

KAKUHO AOE (Monje cocinero de un templo budista japonés):

Rujuna era muy inteligente: visitó a un anacoreta muy sabio, del que aprendió la invisibilidad y la compartió con amigos: se colaban en palacio y preñaban a cortesanas impunemente. Los soldados esparcieron harina en el suelo, vieron sus huellas… y con sus espadas los mataron. Menos a Rujuna. Pegó   su cuerpo al de un preboste, para que las espadas de los soldados no osaran herirle. Huyó y reflexionó sobre los excesos de su inteligencia… y se hizo monje.

Cuenta esta historia para que se sepa que un monje contiene luces y sombras: ¡es un ser humano completo! Con sus pulsiones, altas y bajas.

Leer entrevista completa en La Contra

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: