El apagón y la voz interior

El apagón y la voz interior

Estaba en la cocina y se fue la luz. Comprobó que no se trataba de ningún fusible, ya que a través de la ventana podía observar que tampoco había luz en la calle. El apagón parecía generalizado.

Curioso que sin luz no se pudiera realizar casi ninguna de las actividades que tenía medio programadas. Por lo pronto no haría la cena, ni tampoco podría repasar en el ordenador un trabajo pendiente…

Sólo sentarse a esperar que volviera la energía. En medio de aquella oscuridad trató de observarse a sí mismo. Meditó sobre su trascendente forma de actuar impulsado por los otros. Precisamente estos otros parecían mostrar unas necesidades que él intentaba satisfacer a toda velocidad. Una última cosa, antes de que la luz volviera, consistió en realizar un ajuste sobre sus propios miedos y traumas.

La luz volvió por tanto pudo regresar a sus tareas cotidianas. Lamentó no haber tenido más tiempo porque en aquellos breves instantes de oscuridad escuchó una voz interior que parecía saberlo todo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: