¿Hay alguien ahí abajo? Ejercicio alrededor del optimismo.

¿Hay alguien ahí abajo? Ejercicio alrededor del optimismo.

Me contó este chiste un gran amigo y sabio maestro.

Una persona está colgada de un precipicio, a punto de caer al abismo, y pregunta con voz temblorosa si hay alguien abajo. Entonces aparece Júpiter (como símbolo de personaje expansivo y algunas veces ciegamente optimista) y le dice que se suelte, que allí está él para cogerla. En ese momento la persona, que no se fía ni un pelo de dicho personaje, pregunta: “¿hay alguien más ahí abajo?”

Seguramente en algún sector de nuestra personalidad sentimos que todo es posible y minimizamos las dificultades. Incluso en situaciones donde este personaje se muestra con toda su exageración, seríamos capaces de tirarnos de un avión sin paracaídas en la seguridad de que la vida está de nuestra parte. Algunos lo conocen por una nueva palabra “el buenismo”ya que (por poner un ejemplo) cree que cualquier problema puede resolverse a través del diálogo, la solidaridad y la tolerancia.

Si fuéramos un vehículo este personaje del que hablamos sería el acelerador. Muy útil para la vida pero insuficiente para sobrevivir en esta jungla ya que sin frenos es probable que nos acabemos estrellando. Tenemos acelerador y también frenos (aunque estos los dejaremos para otro artículo)

Es probable que conozcas algún ejemplo de personaje expansivo. En mi infancia conocí a un médico de familia, claramente jupiteriano, cuyo diagnóstico preferido era: “esto no es nada”.

Este ejercicio propone que busques en qué sector de tu vida crees que todo es posible. O dicho de otra manera que trates de encontrar dónde tienes el acelerador.

1 Comentario

  1. Carmen Guerrero 2 semanas hace

    Detectar el sector de mi personalidad en donde se manifiesta este personaje es útil, porque al conocerlo, entenderlo y amarlo desde mi consciencia, hace que se controle su poder en las decisiones. En mi caso actúa sobretodo en la desproporcionada confianza en la amistad. Ese “tío de América”, elemento de la configuración de mi psique, por ejemplo, va con una pancarta enorme que dice “tener amigos es fácil y cuantos más, mejor”. Ayuda a establecer amistades, pero es necesario bajar las expectativas a un nivel más realista, ¿verdad?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: