El aislamiento que provoca la tecnología

El aislamiento que provoca la tecnología

Asier Sanz ha creado una bella y significativa ilustración, que ha sido premiada, sobre el aislamiento que provoca la tecnología. Esta imagen nos invita a la reflexión sobre lo que puede suceder cuando un niño en edad escolar tiene en sus manos, sin ningún control, un smartphone de última generación.

Es un hecho constatable que los smartphones están entrado en la vida de todos (cierto también que más en la de unos que en la de otros). Pero estemos a favor o en contra, resulta innegable que se trata de una herramienta muy poderosa, porque supone llevar un ordenador en nuestro bolsillo. Es algo que parece que ha venido para quedarse y que, entre otras muchas cosas, está transformando las formas de relación que conocíamos.

Como cualquier herramienta ésta no es buena ni mala en si misma, sino que depende del uso que hagamos. ¿Estamos preparados para manejar este poderoso dispositivo o somos manipulados por la publicidad y la poderosa industria que se encarga de mover los hilos? La respuesta no es en ningún caso un sí o un no a la tecnología. Parece que nuevamente en el camino del medio, aprendiendo a utilizar la herramienta, podría estar la solución.

En las escuelas ningún ordenador puede sustituir la labor del docente porque además de transmisor de conocimientos ha de gestionar las emociones del alumnado. No es únicamente un acumulador de información porque si lo fuera podría ser sustituido ya mismo por cualquier ordenador y no pasaría nada.

Si la educación se basa en el libre pensamiento, en la crítica constructiva, en la reflexión y en el poner en cuestión cualquier cosa antes de incorporarla. Entonces parece claro que los ordenadores (incluso los smartphones de bolsillo) no pueden asumir al completo dicha tarea y han de conformarse con el papel de ayudar. Han de ponerse al servicio de algo mayor.

¿Cuál es tu opinión al respecto?

2 Comentarios

  1. Anónimo 4 días hace

    La tecnología esta devastando las relaciones humanas, provoca autismo social y se está convirtiendo en un enemigo de la evolución consciente. En un mundo en el que los objetos nos definen, con la tecnología nos aleja aún más si eso es posible de nuestro designo divino. Ayuda al control social y mental y se ha convertido en la herramienta más eficaz para la manipulación de masas, al igual que ya es los medios de comunicación. Provoca imágenes perturbadoras del concepto de si mismo y una disociación cognitiva. Un desastre humano a sumar con lo que ya hay.
    Un abrazo y felicitaros por vuestras publicaciones.

  2. Autor
    Paco Bou 3 días hace

    ¡Muchas gracias por tu comentario! Por compartir tu opinión.
    Un abrazo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: