Admiradores de frases de sabiduría

Admiradores de frases de sabiduría

En aquella comunidad el aprendizaje se realizaba a través de colecciones de frases de sabiduría. Se concedían títulos honoríficos cuando el discípulo era capaz de repetirlas sin error. El nivel más alto suponía expresarse sólo con frases sabias que otros habían formulado en algún momento de la historia.

¿Hasta que punto una frase “sabia” puede cambiarnos la vida? – Preguntó el discípulo a su maestro

-Respondió el maestro: “No es la frase la que te cambia, sino la interpretación personal que haces de ella. Cualquiera de estas frases “sabias”, en el momento de ser escritas, respondían a lo que sentía y percibía quien la escribió en ese tiempo y lugar.

Entonces ¿por qué las repetimos como loros?

¡Así es la sociedad! Nadie parece darse cuenta de que si pasado el tiempo, el autor de una gran frase cambia su percepción, esta habrá quedado fosilizada. Pero ello no impedirá -en el supuesto que sea una frase famosa- que esta continue repitiéndose como si se tratara de una “verdad” universal.

¿Qué hago frente a estas frases que hoy proliferan por doquier?

Lo mejor es que no te creas nada que no puedas experimentar directamente.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: