Dicen que cuando pierdes el norte, cuando te cuestionas tu vocación, has de preguntarte qué te apasionaba de niño.

Dicen que cuando pierdes el norte, cuando te cuestionas tu vocación, has de preguntarte qué te apasionaba de niño.

Sawaya era un exitoso pero insatisfecho abogado que para paliar su desazón cuando llegaba a casa se tumbaba en la alfombra como cuando era niño a crear con piezas de Lego. Así nació su tiranosaurio rex, de seis metros y 80.000 piezas de Lego, y todas las figuras que se ven en The art of the brick…

El artista ha creado la Fundación Arte Revolución para convertir el arte en una prioridad en las escuelas, dejando claro que no le importa que algunos insistan en que su arte es un juego de niños.

Afirma que cuando uno hace una transición (hacia otra forma de ganarse la vida) la gente reflexiona sobre su propia vida, no quiere quedarse atrás y reacciona enfadándose.

Su mayor pretensión es inspirar al público para que cree; que el arte sea muy accesible…  “Expresar y cultivar nuestra creatividad nos hace más felices y por tanto mejores personas. Y en este sentido soy un activista, recorro las escuelas de Nueva York, llevo material a los niños y creo con ellos”

Fuente: La Vanguardia

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: